Mediante procedimientos de cirugía estética es posible borrar cicatrices o mejorar notablemente su apariencia haciéndola menos visible.  Un ejemplo de cicatrices gruesas y poco estéticas son aquellas que deja la cesárea.

Para este tipo de problemas también es posible inyectar 5-FU, que es una sustancia que no daña el organismo y es capaz de devolverle elasticidad a la cicatriz que por lo general está endurecida, y a su vez, reduce totalmente la sobre elevación que ésta pueda presentar.

Este tipo de intervención dura aproximadamente 30 minutos y no se utiliza anestesia general  ni requiere reposo.

RESPONDEMOS
TUS INQUIETUDES